Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

8 ago. 2016

¿Por qué no se debe invertir en empresas obsesionadas con la fiscalidad?

Bien sabe Dios que la figura de Steve Jobs me parecía y me parece de mequetrefe. Cada vez que leo más de apple más me asusta. Siempre se han puesto sus charlas chorras 100% marquetinianas como ejemplo, o su famosísimo discurso en Standford, A mi la verdad, me parece lo que cualquier meda de marketing con dos dedos de frente hace. No se por que, y me equivocare seguramente, Apple, lo hace la gente de Apple. Jobs simplemente aglutinaba tanto poder, más que liderazgo, que podía ejecutar cualquier tipo de planes. Sin embargo, hay una de esas charlas magnifica, la que realizo cuando volvió a Apple. Con pantalones cortos y rollo californiano el Presi pide a los contertulios que viven del trabajo de otros que no se toquen los cojones y que se vuelva  los orígenes de la empresa, a volver a pensar de forma diferente para crecer.





Este pensamiento nuclear, contradice lo que se suele ver en las empresas españolas. Durante estos meses estoy breando con distintas compañías que tienen que actuar como proveedores. En este país llamado España te das cuenta si rascas que hay una obsesión máxima: la fiscalidad. Y eso es muyyy triste. Tristísimo. Eso nos indica que una empresa está en su tercera edad.

Veamos como se observa estar acabado como empresa. Analicemos una cuenta de resultados ¿que es lo que aporta entradas ingresos?

-Ingresos recurrentes por venta de producto
-Ingresos Extraordinarios por venta de producto
-Ingresos recurrentes por comisión de servicios
-Ingresos Extraordinarios por comisión de servicios
-Rendimientos Financieros

A grosso modo sólo eso. Y ¿que es lo que quita a grosso modo principalmente?

-  Gastos de Personal
-  Gastos por Aprovisionamientos
-  Otro Gasos
-  Amortizaciones
-  Gastos Financieros
-  Impuestos 

Piense 10 segundos en por qué una empresa basa (se obsesiona) principalmente su estrategia en la última línea... Exacto: Ni puede aumentar ingresos, ni puede reducir sus costes.

Y de cara a la inversión ¿bueno o malo?: Es obvio. malo, malísimo. Implica inmobilismo. Por aquí y por allá oirá que muchas de las empresas Españolas están obsesionadas por sus deducciones y exenciones fiscales.

Una empresa debe de hablar de como va a hacer crecer sus ingresos y como va a reducir costes y si aplica soluciones que aporten solución ambos problemas, perfecto. Y si además reduce gastos fiscales, pues mejor.

Pero cuando una empresa que se pasan el día lloriqueando sobre los impuestos (puede ser por un sistema agobiante, como empieza a ser el caso de España) exclusivamente... está ante una empresa difunta. Es muy parecido a esas  empresas que llevan 400 años haciendo lo mismo y acuden a una ampliación de capital sin meterse en nuevas aventuras ¿Para que invertir en un negocio que no crece o a la que al menos le mantienen sus rendimiento financieros?

En cualquier empresa para hacer una tortilla hay que romper los huevos y vigilar cuanto dura la tortilla antes de tener que romper otros. Un exceso de celo en la fiscalidad frente a otros aspectos indica que no quedan huevos por romper.

Piense por usted mismo.

¡Suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que quieras, pero hemos nos vemos obligados a moderar porque no nos gusta que nos planten abogados en la puerta. Eso incluye que no publicamos información de carácter confidencial o de carácter reservado, como informaciones que pueden dar indicio de la cercanía al concurso o a la suspensión de pagos de una empresa, ni otra que pueda inferir en una indefensión de la empresa de cara a sus deudores y acreedores.

Para el resto de comentarios: lo que quieras abajo.