Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

20 nov. 2014

Constructoras ( y II, 2014) ACS, FCC, FERROVIAL, SACYR, OHL. 2014

Fecha análisis: noviembre 2014
Empresas analizadas: ACS, FCC, FERROVIAL, SACYR, OHL. 
Fuente: Cuentas semestrales CNMV.
Sector: Construcción e infraestructuras.

¡¡¡OJO!!! A partir de datos semestrales.

Segunda entrega de constructoras. En nuestra anterior entrada veíamos un resumen de la composición del balance de este tipo de empresas y donde hacíamos hincapié en la importancia que la gestión de proveedores tiene en ellas. En esta segunda entrada nos vamos a centrar en la composición de su cuenta de resultados y habrá sorpresas porque balance y cuenta de resultados muestran a veces cosas contradictorias. ¡Uy! que serios no estamos poniendo.

Estas empresas son en realidad un bonito refugio para la contabilidad creativa. En una constructora lo que es un ingreso recurrente o no es algo un poco superfluo. Las compras de otras empresas genera grandes fondos de comercio, las amortizaciones son muy grandes, la depreciación puede surgir en cualquier lugar, la consolidación de cientos de UTEs hace que se puedan hacer virgerías. Y si ya lo unimos a tener intereses en terceros países, paraísos fiscales y toda la pesca estamos ante un gran cenagal.

Una constructora como se vio durante el crash de esta y otras crisis es en realidad un cosa muy jodida para indagar en base a su cuenta de resultados. y análisis fundamental. ¿Se acuerdan de Acciona a 200€ por acción? En cualquier caso, al final, si no se construye aquí se construye fuera, siempre hay proyectos megalo-maniacos de Jeques que hacen que sus cuentas de resultados sufran menos que las de las inmobiliarias, que no hemos analizado aún porque, sinceramente, dan pavor.

Cuenta de resultados.


Una vez más: Olvídese de que una empresa grande de construcción es una empresa de construcción y olvídese de que estas empresas se parecen. En el siguiente gráfico verá que la composición de la cuenta de resultados no tiene absolutamente nada que ver entre unas y otras. Si la empresa tiene más construcción, más ingeniería, minería, más servicios de mantenimiento, distintos segmentos, etc, hace que para los que nos gusten los balances y cuentas se disperse todo un variopinto elenco de empresas que solo tienen en común utilizar obreros.  Así podemos ver como FCC, Sacyr y Ferrovial mantienen gastos en personal más altos respecto a su cifra de negocio, mientras ACS y OHL tienen mayores gastos relativos en materiales. Es también curiosa la poca cantidad que ACS destina a Otros Gastos. Estamos seguros que algún experto en el funcionamiento de este tipo de empresas nos aclarará la filosofía de ACS que durante las dos entradas se muestra como una empresa muy dispar del resto de las analizadas. Los que mantienen mayores margenes de sus gastos de explotación respecto a su cifra de ingresos recurrente son Ferrovial y Sacyr y después OHL si no contamos sus amortizaciones. 


Sin embargo, cuando vamos a los costes de explotación y otros resultados  respecto a sus ingresos pasa esto (los resultados financieros son negativos):







Nos encontramos con una OHL  disparada por resultados 'extraordinarios', una Sacyr y FCC (están como están) cuyo resultado financiero se come el de explotación. La única decente parece ser Ferrovial. Y ACS como en todo el análisis rara, rara, con margenes mínimos.

Productividad y salarios.



Llegamos aquí al punto en el que este blog hace siempre hincapié, que no es ni más ni menos que la productividad que ofrece una empresa y su rentabilidad, la madre del cordero del análisis fundamental. Aquí es donde las diferencias entre los gigantes constructores españoles son muy apreciables. Obviamente no nos meteremos en indicadores ROIs, ROAs y demás, porque pretendemos que todo se vea de una manera lo más intuitiva posible.

Estas son las cifras por empleado. Es decir, la facturación o negocio generado por empleado de la empresa, los gastos que la empresa dedica a esos mismos empleados y finalmente el resultado neto obtenido por empleado. Como vemos ACS  parece que pagaría, o al menos trataría, mejor a sus empleados que el resto con una productividad muchísimo más alta. Pero ojo, que los datos son semestrales y cuando las productividades son tan altas mientras los de su competencia son más homogéneos, y por reciente experiencias,  ya sospechamos de que no existan manipulaciones (Pescanova, Gowex, etc). Más aún cuando no traduce tanta buena cifra en un resultado neto por empleado ni siquiera aceptable.... ¿Será para no pagar impuestos y queda internamente? ... Desconfiemos, que estamos jugando con dinero y después del rollo de los bonos y su liquidez.


En cualquier caso no se preocupe mucho si tiene la paste dentro, son "too big to fall"... Y villar MIR, aparte de ir al juzgado por su imputación, que suelte un poco la gallina a los empleados.. ¡leche!

Conclusión.


Pese a tener ese aura de empresas similares la grandes constructora españolas son muy diferentes en cuanto a sus fuentes de financiación y de estructura de gastos. Aunque hay en la mayoría cierta concordancia base, el caso de ACS es especialmente raro. No se ajusta a lo que el resto hace con una cifras de productividad muy alta que no se concretan en mejores resultados para el inversor.

Como siempre.. podemos estar equivocados: Piense por usted y no desaproveche oportunidades.

¡Suerte!



2 comentarios:

  1. acabo de descubrir este blog y es muy interesante, es una pena que no pueda suscribirme para recibirlo por e-mail.

    ResponderEliminar
  2. Estamos un poco bajos de actividad estos meses, pero la vía que utilizamos para dar las actualizaciónes es Twitter. El boton para seguirnos está al inicio de cualquier post.

    ResponderEliminar

Puedes comentar lo que quieras, pero hemos nos vemos obligados a moderar porque no nos gusta que nos planten abogados en la puerta. Eso incluye que no publicamos información de carácter confidencial o de carácter reservado, como informaciones que pueden dar indicio de la cercanía al concurso o a la suspensión de pagos de una empresa, ni otra que pueda inferir en una indefensión de la empresa de cara a sus deudores y acreedores.

Para el resto de comentarios: lo que quieras abajo.