Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

10 nov. 2013

El EBITDA visto con ojos críticos.

EBITDA visto con critica
El otro día oía una explicación de qué es el EBITDA, en la que se decía que el término estaba manido y de su excesiva utilización por parte de los directivos. Lo que nos han leído más de un post de Balance Fácil saben que el EBITDA nos parece un juguete de indicador.

La explicación sencillas del EBITDA que daban era que si tu tienes un puestazo con mucho salario  y te compras un cochazo, el EBITDA serían los ingresos de cada año sin contar ese coche que no suele generar salidas de dinero (no se suele pagar) en años sucesivos. Pero veamos el EBITDA con miras más amplias.


En realidad lo que sucede es que el EBITDA es la parte que está en el ámbito del trabajo directivo. Es la cantidad que la empresa puede controlar, siendo el resto de los gastos más dependientes del entorno.

Estaba pensando en eso de los "años sucesivos" y claro. Antes la amortización normal era a 10 años, pero actualmente los equipos informáticos lo son a cinco años, lo cual. hace que no se igual en los "próximos 10 años sucesivos" que "en los próximos 5 años sucesivos"

Me aburría un poco e hice este 'experimento' en Excel.


  • Una empresa  invierte 10.000.000€ conseguidos del banco al 5% y devuelve en 10 años.
  • La inversión es en equipos informáticos muy caros con amortización en 5 años.
  • El primer año tiene unas ventas de 50.000 y cada año aumenta su mercado un 20% durante 10 años
  • Todos los años consigue un 20% de EBITDA


Abajo se ve en naranja la linea de EBITDA. Si consideramos el margen después de amortización e impuestos según una contabilidad normal tendríamos la línea roja que no parece tan importante. 

Pero pensemos como los creyentes del EBITDA. Ellos dicen que son gastos que "usualmente " no se dan. Bien, pues vamos restarlo solo cuando suceden en el caso de las amortizaciones y al final de toda la devolución de intereses restamos también el crédito. Es la línea azul del gráfico. 

Mientras no se incurre en el gasto  se ajusta ala linea EBITDA. Pero cuando se imputa, si la inversiones o los créditos son importantes, la línea azul da unos bandazos espectaculares. Al accionista, que el beneficio le caiga un 50% no le da mucho igual, la verdad. Eso se traducirá en baja de la acción o en una subida más ralentizada.



¿Que es lo que ocurre? Pues que es muy importante que al invertir en una empresa tengamos consciencia de la magnitud en que pueden incidir las inversiones en activos fijos. (maquinaria, inmuebles, etc). Pero sobre todo hay que ser conscientes de su naturaleza. La línea Azul nos cuenta una historia muy diferente a la de la naranja (EBITDA). En este caso la empresa crece de manera muy fuerte, pero no hay tantas empresas que den estos resultados.

Normalmente las líneas van mucho más planas, pegadas al eje horizontal. Sin embargo las caídas de la línea azul tendrán la misma magnitud. Y en esos casos la empresa tiende a pasarlo no muy bien y al accionista eso no le mola nada. 

Nosotros nos seguimos quedando con el beneficio neto, el real y un pequeño repaso al Cash Flow. El EBITDA para los niños.

Piense por usted mismo.

Suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que quieras, pero hemos nos vemos obligados a moderar porque no nos gusta que nos planten abogados en la puerta. Eso incluye que no publicamos información de carácter confidencial o de carácter reservado, como informaciones que pueden dar indicio de la cercanía al concurso o a la suspensión de pagos de una empresa, ni otra que pueda inferir en una indefensión de la empresa de cara a sus deudores y acreedores.

Para el resto de comentarios: lo que quieras abajo.