Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

5 dic. 2012

Bancos. Un negocio no tan redondo.

Luis de Guindos, Ex director de
Leheman Bros., banco de malas
praxis que quebró. Actual ministro
y cabeza pensante de la
economía española.
En contra de lo que la inmensa mayoría de la sociedad piensa los bancos no son el gran negocio que aguanta todos los envites. Los 6.000 curritos que saldrán por la puerta de Bankia son prueba de ello. En una entrada anterior hablamos de el cash flow y de la sensación de riqueza y gasto que produce independientemente de que esta se vaya a la quiebra. Los bancos por definición son cash flow. Su mercancía es el dinero. Un banco suele tener un cash flow majete, y da la impresión de que todo es Jauja... pero eso no es la realidad muchas veces y es sólo un efecto visual, un enfermo de cáncer lustroso. Leheman Brothers fue el culmen de esto.

A lo largo de la Historia han existido diversas crisis bancarias que se han llevado por delante al los HSBC, Santander y BBVAs de la época.

¿Que hace realmente un banco?.


Cuando usted pide dinero, lo que hace es alquilarlo, con obligación de devolverlo intacto, igual que cuando alquila un coche. Progresivamente paga intereses, que no es más que el precio de alquiler de ese dinero. Si con el coche se a Cuenca o dedica el dinero a drogas, es su problema. Al final ha de devolverlos y pagar el alquiler. Pero mientras  lo tiene piensa que es rico.

Visto de ese modo no debería diferenciarse mucho GAM, alquilando su maquinaria del Banco de Santander.

Independientemente, de como se compute la contabilidad son empresas que tienen un beneficio. El de una empresa de alquiler puede ser de un 10% sobre ventas. ¿Cuál es el margen del banco?. Pues mínimo. En el caso de su hipoteca, en los últimos, años el banco ingresa el 1% y el 5% del capital que expuso (Que le dio a l hipotecado vamos). En el caso de la deuda soberana el 7% en el punto álgido de la prima de riesgo y si compran deuda alemana un 2%. Puede ver que no es excesivo el ingreso, imagínese el beneficio, una basura al lado de la cantidad expuesta. La solución en estos tiempos de intereses bajos, es tener mucho volumen.  Las ganancias bancarias están mitificadas. Puede que el banco gane 500 millones al final del ejercicio, pero tiene miles de empleados y expone 100.000  millones.

Es verdad que en un banco si le deposita un ahorrador dos euros, presta 18 sostenidos por ese ahorrador, pero también es verdad que si el ahorrador retira un euro, anda por ahí con una deuda 2 veces mayor de lo que debiera tener.

¿Extorsión obligada al estado?

Hay varios motivos por los cuales, en años precedentes, los bancos prestaron una ingente cantidad de dinero centrándose en el mercado hipotecario.  Eso si a tipos muy bajos. El gran volumen de transacciones a menos del 5% de interés acaba generando un gran volumen de negocio. Acabada esa practica, ya que había poca alternativa y, usualmente, con alto riesgo el panorama cambio cuando el sistema dijo basta. La gran cantidad de pasta circulante, hacía pensar en una bonanza eterna y una disponibilidad de dinero engañosa.

Los bancos daban créditos a personas con grandes probabilidades de impago porque el negocio estaba ahí. Era mejor sobre el papel prestar  un 3% de margen que cobrar bonos al Estado al 1%.

Pero ahora ¿Porqué dar hipotecas al 4 o al 5% con problemas de impago si puedes cobrar deuda estatal en mejores condiciones? Para el banco el Estado es como otro cliente cualquiera, pero con más volumen. Lo ve como una empresa de servicios que vive cobrando impuestos a la parte productiva del país, con el que paga a su personal (funcionarios, interinos, etc), su aprovisionamientos, etc... todo a cambio de asegurar el bienestar y el futuro (como una aseguradora) de sus ciudadanos.

El problema del mundo financiero es que vive de prestar dinero y que ha conseguido que el resto creamos que hay que vivir así. En las empresas siempre se presta mucha importancia a los ratios apalancamiento. Endeudarse para crecer. El problema es que en los últimos años esos ratios son muy abultados y buscan el límite. Un caso extremo ha sido Abengoa, con una deuda ingente, incluso ahora, pero sin embargo una rentabilidad, competitividad, pero endeudado hasta las cejas. Puede llegar un momento en que Abengoa genere mucho y se deshaga de esa deuda, pero muchas empresas se han quedado durante ese proceso en el camino.

Vemos empresas en quiebra, en concursos, inviables, y no precisamente de los sectores relacionados con la construcción. Desde La Seda a Indo, empresas que otro día fueron grandes y fuertes se desintegran victimas de sus deudas y los altos sueldos de sus directivos, que hicieron empeñarse hasta las cejas a la empresa.

Si acabas como acabó Argentina, pasando hambre, no te compensa el bienestar de 10 años a base de duda. Y me da que Argentina lo soluciono mejor que lo está haciendo Europa.

Y el mundo será más injusto.

Los bancos pueden hacer tres cosas con su dinero básicamente: prestarlo e invertirlo. En el primer caso lo más importante es que se les devuelva la deuda y los intereses, tener poca mora y no gastar mucho en la devolución y el cobro. Ahora mi reflexión:

¿Porqué dárselo a ciudadanos hipotecados en crisis a los que hay que perseguir uno a uno cuando puedes prestárselo al Estado que te lo devuelve a más interés y ya se encarga de presionar a tu población hasta la extenuación para que  pague a través de impuestos indirectos y directos toda esa deuda?. En esas estamos. 

Es Estado es, hoy por hoy, un proveedor gigante de toda clase de servicios a su población a la que considera un cliente ¿Necesitamos concejales de fiestas?. El mismo Estado, como cualquier empresa pide deuda para mantenerse y ahora está en problemas con el banco, que es el que tiene la posición más cómoda. 

Preparese para notar la falta d cash flow, los bancos tienen cogido por las criadiallas a Papa Estado y l extorsiona.  

Pero Papa Estado Español es cobarde y mezquino. No es capaz de decir al carajo, dejo caer bancos, así empiezan a  espabilar y yo ya veré. No, posiblemente intente pagar a sus cargos, funcionarios y políticos a toda costa. Y será a costa de usted si no pertenece a esos tres estamentos.

Nos tendríamos que extender mucho sobre la idiosincrasia de negocio de la banca. Los hay mejores, perores y extremos. Uno de los peores y extremos fue Leheman o la "insostenibilidad hecha banco". Yo como todo el mundo sabe, pero parece que se olvida:

Luis de Guindos Jurado (16 de enero de 1960, Madrid) es un economista y actual ministro de Economía y Competitividad español. Pertenece al Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado y ocupó distintos cargos durante los dos Gobiernos de Aznar (1996-2004). Ha trabajado en compañías de servicios financieros siendo miembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers a nivel europeo y Director en España y Portugal hasta su quiebra en 2008. Fue director del Instituto de Empresa desde 20102 y perteneció al Consejo de Administración de Endesa con carácter de Externo Independiente.

¿Cómo no vamos a seguir en un país que defenderá, rescatará y no afrontará realidades frente a los bancos?

Así nos va...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que quieras, pero hemos nos vemos obligados a moderar porque no nos gusta que nos planten abogados en la puerta. Eso incluye que no publicamos información de carácter confidencial o de carácter reservado, como informaciones que pueden dar indicio de la cercanía al concurso o a la suspensión de pagos de una empresa, ni otra que pueda inferir en una indefensión de la empresa de cara a sus deudores y acreedores.

Para el resto de comentarios: lo que quieras abajo.