Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

22 nov. 2012

Stanley Milgram y psicópatas contra el accionista.

Stanley Milgram, experimento precursor  antes de el de la Cárcel de Standford
Stanley Milgram
Cada vez es más popular el experimento Milgram sobre obediencia a la autoridad. El experimento previo al archiconocido experimento de la Cárcel de Standford.

Consistía en recoger un pardillo, ponerle al otro lado de un cristal a un actor que contestaba erróneamente a preguntas y un tío con una bata y mandón, que ordenaba al incauto aplicarle descargas eléctricas con intensidad progresiva. El actor se retorcía y suplicaba, cercano al colapso cardíaco  Al pardillo le daba cosa pero al final obedecía en la mayoría de los casos (un 65%) al de la bata sin rechistar hasta el último nivel de descarga. Stanley Milgram no era psicólogo, estudió poĺitica. Y se nota que sabía del tema. Igual que muchos directivos,  jefes y gerentes.

El experimento Milgram en la empresa


La psicopatía se nutre del miedo y es contagiosa. Es el mayor arma de la política. En las empresas la cadena de mando de Milgram está establecida. los cargos son la bata blanca del que ordena. El experimento  se resume en "no te quejes que te echan" y "Soy un mandado". Al jefe no se le chista, especialmente si es de un lugarteniente, los garantes del politiqueo de empresa, con poder otorgado por jefazo. La cadena de mando española es un compendio de miedos y psicopatias y, por que no decirlo, falta de solidaridad entre empeados. Los empleados acabamos siendo el pardillo de Milgram, a las ordenes de gerentes a los que el dueño ha dado una bata.
Steve Jobs Narcisismo
Steve Jobs, uno de los iconos
empresariales con tintes
más narcisistas. 

Sopesamos a los que mandan por su posición dominante, nunca por su mala gestión. No valoramos nuestro trabajo como curritos, que debería empezar por enfrentarse al mal gestor cuando nos toca, como el pringado del experimento Mimgram. Nuestro futuro, ahora que el curro escasea, esta en ello. Ten un mal gestor por encima y te desahuciarán en un año, es la realidad española. Pero aunque el panorama no está para tener inútiles dominantes, ahí estarán siempre y le joderán vivo.   Hemos de ser cínicos: es una basura pero es lo que hay, es la naturaleza humana. Unos son así de sádicos y lo otros así de cobardes. Y al que es rebelde le atizan y le sacan, tanto los unos por acción como los cobarde por omisión.

"Doctrina de shock" en la empresa.


Recuerdo leer "Doctrina del Sock" y quedar impactado. Ese libro polémico que indica que el mundo se controla por el miedo, incluso utilizando formas muy sutiles.

Des pues de leerlo  me di cuenta que si en España han existido dos principales grupos de inmigrantes han sido sudamericanos y de países del este, países que describe al dedillo durante los experimentos neoliberales el libro. Y como uno es así de friki, les exponía la teoría de Naomi Klein a la que , para mi sorpresa, me indicaban que estaba muy bien explicado "Lo que sentía la gente, terror, incertidumbre y la precariedad económica. La gente no hablaba entre ella.". El miedo al poder: a la inflación a arruinarse, a pasarlo mal controla el mundo, a ver cosas horrible y el primer laboratorio es la empresa.

En las empresas cotizadas y no cotizadas, es nuestra opinión, se aplica doctrina de shock política constantemente, de manera igulamente más o menos sutil. Las cúpulas,  llenas de narcisistas,  sacan usualmente malos resultados y las direcciones persisten y cobran más ejecutando EREs, torean a los accionistas y la culpa es de los de abajo, que son poco productivos y se avisa de que ahí pies en la puerta. Fadesa, Bankia, La Seda, Bancaja; Caixa galicia, Leheman ... suma y sigue.  No acusamos a nadie en particular. Las empresas son caldos de cultivo para la obediencia ciega y el terror. Hacer ver que el de arriba tiene poder (más títulos, más contactos, mas mala leche, más lo que sea. La parafernalia denominada Status) es una prioridad de cualquier empresa. Vestir a sus emperadores con capas púrpura, aunque luego vayan con taparrabos.

Repito: no nos engañemos. Son los mecanismos que el humano desarrolla para hacerse social, existen y son naturales. Sin embargo esos superhombres, en el sentido de Nietzsche, no crean empresa serias y por tanto me afectan a mi y usted como accionista. En esos centros de intoxicación denominados escuelas de negocio se incide en la marca personal, en ser uno su propia empresa y esas mierdas. Y eso no crea superempresas por definición. 

Psicópatas y trepas. 


El narcisismo de los jefes intermedios se ha estudiado. Muestre cierto narcisismo a Recursos Humanos, les encanta. Son estrechos los lazos entre narcisistas, maquiavélicos, psicopatas y la psicopatía subclínica denomiada promotor autoaberrante, o "trepa" en lenguaje castizo. El macho alpha es un psicópata y los sabemos. La dinámica de Milgram hace el resto.

Lo curioso de los tres estados es que es que son deficiencias de empatía que no se puede catalogar de enfermedad y que no se trata hasta que causa lesiones, muerte o maltrato. La manipulación forma parte de estas personalidades que suelen llegar alto. Cuando la manipulación de la otra persona no es posible, la frustración sale como el vapor de una olla a presión, por donde puede, en forma de una violencia más o menos sutil. para saber más pueden leer algo de un tal Iñaki Pilñuel, que tiene muchos libros al respecto. Un advenedizo, a mi entender, que hace suyas teorías internacionales en el terruño español hasta llega a denominarse experto. Pero eso es otra historia. Sus libros son informativos, correctos y en castellano por si alguno no quiere leer en el idioma de Shakespeare a psicólogos nórdicos.

El mobbing o el sadismo con el empleado son términos relacionados con este tipo de personalidades  En el caso de autopromotor aberrante la característica principal es la.capacidad de manipular al de arriba y al de abajo ¿Les suena?. Es una figura atroz para la productividad en una empresa.  Merma la visión del superior y machaca la moral de los subalternos en los que recae el terror cuando no se doblegan a sus intereses, que acaban no coincidiendo con un buen trabajo en equipo antes o después.

Cuando estos sujetos llegan a puestos muy altos, por los mismos mecanismos que investigaba Milgram, la organización acaba llevando a cabo su plan, con total reflejo de sus ordenes sin ningún filtro. La cosa funciona así y todos lo sabemos. No me quiero remitir a los tiempos de Gil y Marbella.

Poder, desinformación y miedo.



Dicen que la información es poder, pero esta mal expresado. Lo que da poder es la desinformación de los otros. Y eso las empresas a través de estos perfiles lo hacen constantemente, es su naturaleza. Pero eso requiere el cara a cara o métodos indirectos y existe un ser en las empresas que no depende de ellos y al que es difícil llegar, porque su miedo les perjudica: los accionistas y clientes. La mala gestión a la larga se ve reflejada en desplomes de la acción y eso es una puñeta para nuestro pequeño manipulador acostumbrado a a salirse con la suya caiga quien caiga. Como no les puede soltar una ostia a los accionistas o clientes, ni manipularles cara a cara, solo pueden llegar a ellos a través de manipular lo que le llega. El enemigo a vencer es complicado. Hay que manipularlo a toda costa porque no tiene miedo ni trato directo con el directivo. Y es el mayor problema para trepar y ponerse medallas, especialmente cuando la gestión es mala o mediocre.

El poder se nutre del miedo y el miedo se nutre de la desinformación. ¿como puede meterle miedo al accionista?. Bien, esto esta tratado en más de un ensayo. Usted mete muy valiente su pasta en una empresa comprando acciones, y si se desploma la saca: Mentira. La tendencia es dejarla ahí por si sube. Ese es su miedo. Cree que sería un pardillo si vuelve a subir. El manipulador en una cotizada irá directo a ese punto débil suyo. No le dejará sacar el dinero dándole información que le haga pensar que subirá en breve y que la empresa es la leche ¿No querrá quedar como un pardillo?. Y lo hará por cualquier medio. La recomendacíón de los grandes gurús es vender echando leches.

El principal enemigo del desinformador y del manipulador es el "periodismo", es decir la investigación, contraste, análisis y difusión de la información. Así que se invento un gemelo del lado oscuro y lo llamo comunicación corporativa. Los medios de información, pasaron a ser parte de los medios de comunicación, el papel y las pantallas soportes de comunicación., los periodistas comunicadores Implícitamente, el cambio de denominación, lleva que el 'periodista' se olvide del contraste y análisis riguroso de lo que le llega. El periodista en muchos caso ya comunica, no informa, ni analiza. Trabaja con el juez y parte del asunto.

Manipuladores de Accionistas y Asociados S.A.



Dado que, por ejemplo, Piñuel no da muchas soluciones, tomaremos las de la controvertida Klein, mucho mas clara y resolutiva. Y la solución pasa por la información y su flujo.

En la juntas de accionistas hay que disparar con bala y. Los dueños y emprendedores, cuando lo son, nos deben merecer todo el respeto, pero sus subalternos, cuando responden a lo perfiles comentados, ninguno. Especialmente cuando los numero son mediocre. O se es el mejor o eres mediocre en unos resultdos. Leña al mono, no esperen al los "peros" y a que nos digan que la culpa es del chachacha. Si el modelo de negocio no funciona, si se gasta demasiado en chorradas, si nos desviamos del objetivo, si las aventuras no llevan a ninguna parte en un corto periodo, como accionista "leña al mono". Los que cobran cantidades ingentes por su trabajo deben ir fuera cueste lo que cueste.

Y por cierto fíjese si hay psicópatas en la empresa, que en el corrector ortográfico de Chrome (Google), empatía no existe.

Surte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que quieras, pero hemos nos vemos obligados a moderar porque no nos gusta que nos planten abogados en la puerta. Eso incluye que no publicamos información de carácter confidencial o de carácter reservado, como informaciones que pueden dar indicio de la cercanía al concurso o a la suspensión de pagos de una empresa, ni otra que pueda inferir en una indefensión de la empresa de cara a sus deudores y acreedores.

Para el resto de comentarios: lo que quieras abajo.