Bolsa, inversiones y finanzas fáciles y con lenguaje sencillo

2 sept. 2012

Interpretar una Cuenta de Resultados para gente normal


La cuenta de resultados de una empresa es el concepto contable o financiero más asequible para las personas de a pie.  Por lo general, en nuestra vida diaria nos vemos abocados a buscar dinero para subsistir, bien a través de nuestro trabajo o bien a través de otras fuentes.
Si somos asalariados y cobramos un sueldo mensual, ese sueldo se gasta en varias cosas necesarias para la vida diaria, desde pagar un alquiler a comprar comida, o simplemente caprichos, como unas vacaciones. Al final de mes o bien nos queda algo, que denominamos ahorro. Ese ahorro, en las empresas se denomina beneficio o superávit en otros entornos, y posiblemente ese es el concepto que explica nuestro mundo. 

La cuenta de resultados muestra la cuenta que todos nos hacemos cada mes: tanto ingreso, tanto gasto, ¿llego a fin de mes?

Más o menos algo así.. en verde lo que suma y en  rojo lo que resta...



Muy Importante: La cuenta de resultados no recoge las devoluciones relativos al dinero que nos han prestado, solo los intereses que ello conlleva. Por decirlo así, el dinero prestado no es nuestro, y el dinero que no es nuestro se incluye en el pasivo del balance, pero no en la cuenta de resultados. 

La cuenta de resultados recoge los gastos y los ingresos dividiendolo por su tipo:
  1. Ingresos y gastos que se consiguen de forma constante, por decirlo así todos los meses.
  2. Ingresos y gastos que se producen de manera puntual, igual que cuando tenemos un gasto extra.
  3. Gastos en los bancos (intereses de créditos e hipotecas y  comisiones) y dinero que se produce en los bancos(intereses de la cuenta corriente)
  4. Lo que nos quita hacienda.
Al final queda un beneficio (el beneficio neto) que es lo que ahorramos y podemos hacer con ello lo que queramos.
La cuenta de resultados es muy parecida para  una empresa... no le deis mas vueltas.


1) ingresos y gastos que se consiguen de forma constante


Cuando una persona gana dinero, prefiere que ese dinero venga de manera constante. Es decir, que todos los meses esta asegurado que ganará una cantidad de dinero constante. Un salario, una renta de alquiler de  un local propio, etc. Es lo que se denominan los financieros ingresos recurrentes y serán muy importantes en el caso de sopesar cualquier inversión.

Además hay gastos como la luz, el teléfono, internet, etc. que se producen de forma constante y recurrente.

Lo que queda de ello se donomina Beneficio Bruto (Sin gastos de bancos ni de hacienda).
En el caso de las empresas es muy importante este Beneficio Bruto, ya que mide como de bueno es un negocio en si, es decir, si vende mucho y tiene pocos gastos para mantenerlo, sin contar si la empresa se ha metido en unas deudas muy grandes. Es lo que determina si algo es un buen negocio, especialmente si ese beneficio es constante en el tiempo.

2) Ingresos y gastos que se producen de manera puntual


Si este mes tienen que ponerle una ortodoncia a los niños, eso no pasa todos los meses, pero es un gasto importante. También le puede tocar un premio en la lotería y la sensación será la contraria. Esos gastos son algrías y tristezas grandes muchas veces, pero hay que medirlas con cuidado. 
Por ejemplo, al vender una casa una persona tiene mucho dinero en el banco, pero no tiene un techo. O si tiene que pagar un coche, es mucho dinero, pero le servirá para realizar su actividad normal.

3) Gastos en los bancos (o prestamistas de cualquier tipo). Gastos e ingresos financieros.

Sólo incluyen los gastos relativos a intereses que cobramos o pagamos. Simplemente. Si tenemos una hipoteca o un préstamo hay una parte de dinero prestada que no es nuestra, independientemente de que la gastáramos en otra cosa cuando nos la concedió el banco. Esa no se incluye en la cuenta de resultados. La parte de intereses si porque son gastos de 
mantenimiento que aportamos de nuestro dinero.

Si los gastos son altos tanto en una empresa como en cualquier persona normal, es muy malo. Es una de las principales mermas de la capacidad de generar dinero para una persona o empresa. Un negocio puede ganar mucho con su actividad  normal o una persona tener un salario muy alto, pero si pide un préstamo o hipoteca por encima de sus posibilidades, pierde mucho dinero.
Un ejemplo. Si pedimos 1.000€ a 3% y adevolver en 7 años...devolvemos 1.210€. Un 121% de lo que habíamos pedido. Si pedimos una hipoteca de 1.000€ a 30 años... devolvemos un 1900%... ¡¡¡¡ Nuestra casa vale el doble del precio que consta en la inmobiliaria!!!! ¡¡¡¡imaginas Todo lo que se puede hacer con ese dinero !!! Piénsalo....

3) Impuestos.


Cada vez que compras pagas un 20% al estado del precio al estado: Además tienes al año un pago de impuestos (o devolución si eres afortunado): Si vendes acciones y ganas pagaras al estado, te retienen de tu salario, te cobran por circular por tu ciudad, por la retirada de basuras, por tener una casa en propiedad, la mitad de lo que pagas en gasolina se lo queda el estado.... etc....
Posiblemente más de la mitad de tu salario acaba en manos del estado en forma de impuestos. En el caso de la empresas más de un 30% de sus beneficios, de lo que les queda va a parar al estado, así como hay pagos simplemente por ejercer su actividad, por inmuebles, etc. 

Beneficio o Resultado Bruto y Neto.

Para la gente normal el beneficio Bruto es aquel beneficio que nos queda de la actividad y los gastos normales del día a día. Si se le suma algún gasto o ingreso extra que podamos tener es el resultado o beneficio operativo. 

El Beneficio neto el que nos queda después de pagar a bancos y al estado.Y lo que queda es lo que de verdad le queda a la empresa. O bien para reinvertirlo, o bien para dar dividendos. Y le aseguramos qeu muchas veces es poco o la cuenta sale a deber.